SANTA CRUZ.- El exgobernador, Sergio Acevedo, expresó que Santa Cruz continúa siendo la periferia de la Patria a expensas de la económica nacional; condenó a quienes fomentan la grieta «de uno y otro lado», y se refirió al paro docente señalando que «están pidiendo un salario básico de 120 mil pesos cuando una maestra de grado gana 60 mil pesos», una postura en sintonía con los reclamos de los docentes que cumplen hoy el primer día de un paro de 48 horas.

El exgobernador que en marzo de 2006 renunció al cargo por desaveniencias con el entonces presidente, Néstor Kirchner, respecto de los pagos a las obras viales, afirmó que «nada ha cambiado para Santa Cruz», que según su mirada, «sigue siendo la periferia de la Patria».

Fue durante la inauguración de una proveeduría en Río Gallegos por parte del gremio Petrolero que conduce el actual diputado Nacional Claudio Vidal, y a la cual asistió Acevedo quien integra el partido SER, fundado por el gremialista.

Acevedo fustigó a quienes fomentan la grieta «de ambos lados», y dijo que los que la promueven son «los sectores que más se benefician» con la división.

Dijo que otro sector que el gobierno debería atender es el de la Educación, «estamos en una huelga de maestros y de maestras, están pidiendo una canasta, están pidiendo un básico de 120 mil pesos, cuando en verdad hoy una maestra de grado por ejemplo de la Escuela Especial de Sordos gana 60 mil pesos», afirmó.

Entrevista: Juan Carlos Silva.