BUENOS AIRES.- En su primer aparición pública después dedel atentado que sufrió el pasado 1 de septiembre, la vicepresidenta, Cristina Fernández, «estoy viva por Dios y por la Virgen», señaló.

Cristina Fernández habló en el Senado durante una reunión con los denominados curas villeros, Curas en opción por los Pobres hermanas, religiosas y laicas.

La Vicepresidenta comentó que «si tenía que agradecerle a Dios y a la Virgen lo tenía que hacer rodeada de curas por los pobres, curas villeros, hermanas laicas y religiosas».

«Recen por mí que lo necesito», añadió en su primer mensaje en público tras el atentado, cuando el ahora detenido Fernando Sabag Montiel trató de disparar cerca de su cabeza con un arma mientras la Vicepresidenta saludaba a militantes frente a su departamento del barrio porteño de Recoleta.

Cristina Fernández dijo que prefiere no hablar del episodio, aunque dijo que la violencia está precedida por las palabras. Aludiendo al discurso de odio que para el oficialismo generó el caldo de cultivo para que atentaran contra la vida de la vicepresidenta.

También comentó qué le dijo el Papa Francisco cuando la llamó al día siguiente del atentado.

Con información de la agencia Télam.