SANTA CRUZ.- Con ingresos estimados en $ 466.216. mil millones, y $ 469.812 mil millones en erogaciones, el gobierno de Alicia Kirchner marca un récord histórico en recaudación y proyección presupuestaria, es la primera vez que los recursos provinciales se multiplican por dos respecto del año anterior, -en rigor, un 134% de aumento- superando incluso el índice de inflación oficial previsto en un 60% para todo el 2023.

Los números le sonríen a Alicia Kirchner de cara a un año electoral en el que el kirchnerismo pone en juego una vez más su reinado de más de tres décadas conduciendo los destinos de la provincia.

Mientras se agota el actual presupuesto de $ 199.887.358.711, que llega a fin de año con las cuentas al día principalmente en la columna «gastos en personal», el gobierno ya prevé que para el 2023 sus ingresos darán un salto cuantitativo sin precedentes en la historia de las cuentas provinciales, aunque claro, en el marco de un también extraordinario contexto inflacionario con una economía que luego de tres años de gobierno del Frente de Todos aún no encuentra el rumbo.

La asombrosa cifra de $ 466.000 mil millones que están previstos que ingresen a las arcas provinciales, significan un 134% de aumento respecto del actual presupuesto y marcan un desafío: cómo se plantará el gobierno cuando los gremios estatales pretendan aumentos de sueldo que superen la inflación real que difícilmente se ubique en el idílico 60% que planea Nación.

Aunque el 2023 no es una año cualquiera, estará signado por el calendario electoral que suele marcar el ritmo de la economía y sobre todo poner en la cúspide de las prioridades del gobierno ganar las elecciones sin reparar en gastos.

Si bien aún falta el tratamiento parlamentario del presupuesto, se descarta que será aprobado a instancias de la mayoría que ostenta el Frente de Todos.