RÍO GALLEGOS.- El lunes 12 de septiembre la justicia de Chaco condenó a tres años de prisión en suspenso al cura Daniel Omar Acevedo, por el delito de abuso sexual.   Una de sus víctimas fue entrevistado por la televisión chaqueña y contó cómo recibió la noticia de la condena al cura: «si bien aplaudo la condena, no me sirve que solo sea juzgado. Necesito que se tomen otras medidas. Ya que no quiero que a más niños le pase lo mismo. Se debe trabajar a fondo». El cura Acevedo trabajó en Río Gallegos y en Ushuaia.

Leonrado Ordoñez es una de las víctimas del cura contó que a pesar de la escasa condena que le aplicaron a Acevedo, es un dato alentador que «por lo menos haya juzgado», y dijo que en su fuero interno «creo que ya lo perdoné», pero que esperaba que se trate este tipo de situación que ocurren dentro de la iglesia para que no vuelvan a suceder.

Ordoñez tiene ahora 29 años, denunció los hechos en 2016 aunque el primer abuso que sufrió de parte del cura Acevedo ocurrió cuando el denunciante tenía 11 años.

En octubre de 2018, a través de una notificación interna de la Diócesis de Río Gallegos el cura Daniel Omar Acevedo, quien ejerció el ministerio en la Parroquia San José Obrero de la capital de Santa Cruz, fue expulsado del estado clerical luego de ser encontrado culpable de los hechos denunciados en un proceso administrativo penal.

Ordoñez habló en “El Informativo Federal a las 12”, y contó cómo recibió la condena aplicada al cura abusador.