SANTA CRUZ.- En medio de la arremetida del kirchnerismo contra la Corte Suprema para ampliar a 15 el número de miembros del máximo tribunal y de ese modo neutralizar a los actuales jueces a quienes acusa de parcialidad, hoy el senado podría votar los nombramientos de Marcelo Bersanelli, Nelson Sánchez y Carlos Borges, como jueces de la flamante Cámara de Apelaciones de Piedra Buena.

En la sesión convocada en el senado para este jueves aparece en el temario el tratamiento de los los pliegos de Marcelo Bersanelli, Nelson Sánchez y Carlos Borges para integrar la flamante Cámara Federal de Apelaciones de Comandante Luis Piedra Buena. Los tres ya cuentan con dictamen favorable, en el caso de Bersanelli en minoría, para integrar la estratégica Cámara Federal

Hace dos meses, en la audiencia en el Senado que trató su pliego, Bersanelli fue cuestionado por la oposición, por sus vínculos familiares y políticos con la familia Kirchner, dado que estuvo casado con una hermana de Rocío García, es decir, fue concuñado de Máximo Kirchner, en tanto que también ofició como abogado de Cristina Kirchner en una instancia en el Juzgado Federal de Río Gallegos.

En el temario enviado hoy desde la presidencia de la Cámara Alta establece la «Consideración de los dictámenes de la Comisión de Acuerdos 235, 237 y 238», sin especificar los nombres. El dictamen 235 es el referido al pliego de Bersanelli. En su caso, contó con un despacho de minoría donde no se presta acuerdo para que asuma en el cargo.

Lo que dijo Bersanelli en la audiencia

Sobre su relación con los Kirchner y como parte de su defensa Bersanelli aseguró «no los veo ni les escribo, no sé nada de ellos», tomando distancia de quienes fueran su familia política, “hoy por hoy no hay ningún vínculo ni familiar, ni de ninguna índole, ni con el diputado Kirchner ni con la señora vicepresidenta. A ninguno de ellos los veo, no podría precisar, pero hace más de cuatro año”, señaló ante los senadores.

La respuesta de Bersanelli fue a la consulta de la senadora Belén Tapia quien lo interrogó sobre sus vínculos familiares y políticos con la familia Kirchner. “La sucesión del expresidente Néstor Kirchner tramita en mi juzgado y jamás la vi, me excusé”, se defendió Bersanelli.

A Bersanelli también se le cuestionó desde la oposición contar con una causa abierta abierta en Santa Cruz, que investiga irregularidades en contrataciones directas cuando fue responsable administrativo en el Ministerio de Salud provincial cuando su entonces cuñada, Rocío García, ocupaba la titularidad de esa cartera.

Lo cierto es que Marcelo Bersanelli fue designado juez de Primera Instancia en Río Gallegos, en junio de 2017, luego de una extensa trayectoria no como abogado en ejercicio «de la profesión liberal» como dijo hoy ante los senadores, sino como asesor y funcionario en varios organismos públicos.